Seguramente en más de una ocasión has observado a tu felino con la necesidad de vomitar, ¿Pero?, ¿Por qué vomitan los gatos? En los felinos es muy común ver este comportamiento, sin embargo, no hay que darlo por hecho, siempre es recomendable informarse y observar el color y textura del vómito para saber qué acciones tomar al respecto.

Te podría interesar: Las mejores 7 croquetas para gatos 2024

Causas del vómito en los gatos y su color:

Lo gatos son considerados por tener estómagos sensibles, esta sensibilidad puedes hacer que sean más propensos a ciertos problemas digestivos y vómitos. Estos bellos animales domésticos necesitan una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos.

Los gatos pueden vomitar por diversas razones, que van desde problemas menores hasta condiciones de salud más graves. Enseguida te muestro las razones más comunes de, por qué los gatos vomitan:

Causas Comunes

Gato bola de pelos

1. Bola de pelos:

Con frecuencia hemos observado que los gatos se arreglan y relamen con la lengua muy frecuentemente, son animales muy limpios que pasan mucho tiempo acicalándose, por lo cual, ingerir un gran cantidad de pelos, que a veces se acumula en su estómago formando bolas de pelo. Estas bolas se combinan con la saliva y pueden causar vómitos cuando el gato intenta expulsarlas.

El color común del vómito al expulsar bolas de pelos es entre marrón y beige, también, se encuentra el pelo mezclado con los jugos gástricos y los alimentos parcialmente digeridos.

2. Cambio de dieta:

Los gatitos tienen un sistema digestivo sensible que puede reaccionar negativamente a cambios bruscos del alimento. Los ingredientes nuevos o diferentes pueden provocar un estómago irritado, lo que provoca que los gatitos vomiten.

El color del vómito puede variar según el alimento que se consumió.

3. Parásitos intestinales:

Existen varias razones de por qué los gatos vomitan cuando presentan parásitos intestinales. Uno de los casos más comunes es cuando presentan gusanos redondos, tenias y anquilostomas, que pueden irritar el revestimiento del estómago y los intestinos del gato, lo que provoca malestares y vómito.

El color del vómito depende de los parásitos intestinales que pueda presentar, como:

  • Blanco, espumoso o transparente: esto puede indicar irritación del estómago, especialmente si el estómago está vacío.
  • Amarillo o verde: Si el vómito contiene bilis.
  • En casos graves con sangre: la sangre aparece en manchas rojas o un color café oscuro si la sangre se ha digerido parcialmente.

4. Alergias alimentarias:

Los felinos vomitan debido a las alergias alimentarias cuando su sistema inmunológico reacciona de manera exagerada a ciertos alimentos. Esta acción puede causar inflamación en el tracto digestivo y otros síntomas. Asimismo, el cuerpo del gatito intenta expulsar el alérgeno del sistema.

El color del vómito puede ser del mismo color del alimento recién ingerido y contener resto de este, esto refleja que alimento es alérgeno al gatito.

5. Gastritis:

Los gatos son muy sensibles de su estómago y cuando tienen gastritis esta inflama e irrita los revestimientos de su estómago, lo que provoca náuseas y vómito.

El color del vómito nos proporciona información de la gravedad de la gastritis, por ejemplo; si el vómito contiene alimentos parcialmente digeridos, puede reflejar el color de lo que recién comió.

6. Demasiada comida o comer muy rápido:

Los gatitos pueden vomitar debido a que comen mucho o muy rápido, debido a que sobrecargan su estómago y lo llenan más allá de su capacidad, provocando el vómito para aliviar la presión.

El color del vómito en este caso será generalmente del color y con trozos de la comida recién ingerida.

Causas Graves

Los gatos vomitan por casos severos

1. Enfermedad Renal:

Los gatos pueden vomitar debido a enfermedades renales, en donde los riñones filtran las toxinas y los desechos de la sangre. En la enfermedad renal, los riñones no funcionan correctamente, lo que lleva a la acumulación de toxinas en el cuerpo. Estas toxinas pueden causar náuseas y vómitos.

El color del vómito puede variar desde amarillo o verde, hasta blanco o espumoso y en casos graves hasta con sangre.

2. Enfermedad Hepática:

Existen diferentes razones del porqué los gatos vomitan por enfermedades hepáticas, algunas pueden ser por la acumulación de toxinas, ictericia, inflamación o daño del hígado y/o problemas biliares. 

Estas enfermedades pueden causar vómito de diferentes colores como, amarillo o verde, blanco, espumoso, marro y en casos graves con sangre. En estos casos te recomiendo consultar con tu veterinario cualquier situación y llevar un chequeo constante para un diagnóstico más completo.

3. Pancreatitis:

Estos bellos animales pueden vomitar debido a la pancreatitis, ya que, la inflamación del páncreas interfiere para producir enzimas digestivas y regular los niveles de azúcar en la sangre, esto causa malestares estomacales y vómito.

El color del vómito de los gatos de pancreatitis puede variar según la inflamación.

4. Envenenamiento:

El vómito es uno de los síntomas más comunes cuando un gato es envenenado y es una respuesta de su cuerpo que intenta eliminar las sustancias tóxicas. Por otro lado, la mayoría de los venenos irritan el revestimiento del estómago y los intestinos, los cuales causan náuseas y vómito. 

Los colores del vómito pueden variar según el veneno que fue ingerido, pueden ser desde blanco, espumoso, marrón, amarillo o verde y/o con sangre.

¿Qué hacer si mi gato vomita?

Es importante observar y evaluar la situación para determinar si se trata de un caso común con solución o si podría ser un problema más serio.

Guía paso a paso sobre qué hacer si mi gato vomita:

¿Que hacer si mi gato vomita?

1. Observar a tu gato, el vómito y su color:

  • Frecuencia: Observa la frecuencia en la que ha ocurrido el vómito, si solo una vez ha ocurrido o varias veces en un corto período
  • Examina el vómito: si tiene trozos de comida o un color en particular.
  • Comportamiento del Gato: Observa el comportamiento del gato, si parece normal, o está letárgico, dolorido o mostrando otros signos de enfermedad.

2. Evalúa posibles causas:

  • Cambios en la Dieta: Los cambios bruscos en la comida pueden causar vómito.
  • Ingestión de Objetos Extraños: Evalúa si tu gato pudo haber ingerido algún objeto extraño como, juguetes, plástico, productos químicos, etc.
  • Parásitos: Los parásitos intestinales pueden causar vómitos.
  • Comportamiento por mala alimentación: Observa si tu gato ingirió sus alimentos demasiado rápido o si comió más de lo habitual, puede ser una causa del vómito.

3. Manejo Inicial:

  • Retira la comida: Retira la comida durante 12-24 horas para darle tiempo al estómago de descansar. Asegúrate de que tenga bastante acceso a agua fresca.
  • Ofrece comida suave y ligera: Después del período de ayuno, ofrece una pequeña cantidad de comida suave, como pollo hervido, sin piel y sin hueso o arroz blanco. Te recomiendo observar cuidadosamente si toleras estos alimentos sin vomitar.
  • Ofrece agua constantemente: Asegúrate de que tu gato tenga acceso a agua fresca.

4. Monitorea los síntomas:

  • Otros Síntomas: Observa cualquier otro síntoma, como diarrea, letargo, pérdida de apetito, dolor abdominal, o cambios en la conducta. También, evalúa si el vómito es recurrente o persistente, es importante buscar atención veterinaria, si el vómito es constante, en un transcurso de muy poco tiempo.

5. Consulta a tu veterinario sí:

Te recomiendo, consultar a tu veterinario si tu gatito presenta:

  • Vómito recurrente en un corto período de tiempo.
  • Sí, el vómito contiene sangre (roja fresca o marrón).
  • Sí, muestra signos de letargo, debilidad, o cualquier comportamiento inusual.
  • Tiene diarrea, fiebre, dificultad para respirar, o cualquier otro síntoma preocupante.
  • Sí sospechas que ha ingerido una sustancia tóxica o un objeto extraño.

6. Prevenir Futuros Episodios:

  • Dieta adecuada: Proporciona una dieta adecuada para su edad y condición de salud. Evita cambios abruptos en tu dieta y que sea equilibrada.
  • Evita objetos peligrosos: Asegúrate de que no pueda acceder a objetos pequeños como, plantas tóxicas, productos químicos, y alimentos humanos que sean peligrosos para los gatos.
  • Chequeo constante con el veterinario: Realiza chequeos regulares con el veterinario para detectar y tratar problemas de salud antes de que se vuelvan graves.

Conclusión:

Los gatos son considerados animales curiosos y juguetones, aunque también, son animales con un estómago bastante sensible. Es muy probable que en más de una ocasión hayamos observado a nuestro querido felino con la intención de vomitar y esto puede llegar a ser muy normal. Sin embargo, siempre hay que estar alerta, ya que, al ser bastantes curiosos, puede llegar a ocurrir situaciones peligrosas que pueden causar daños severos en su salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *