Sabemos que es importante para ti ofrecer bienestar y calidad de vida a tu querido perro, es por esto que, si te preguntas, ¿qué es el estrés en los perros y cuáles son sus síntomas? En este blog te resolveremos todas tus dudas y, además, te ofrecemos tips para evitar y controlar el estrés.

Estrés en perros

Te podría interesar: ¿Cuáles son las 10 mejores marcas de croquetas para perro 2024?

¿Qué es el estrés?

El estrés en perros es una respuesta fisiológica y emocional a situaciones que perciben como amenazantes o incómodas. Este puede ser causado por cambios en su entorno, interacciones sociales negativas o experiencias traumáticas.

¿Cómo identificar el estrés en mi perro?

Es fundamental como dueños responsables observar su comportamiento y atenderlo, esto para ayudarlos a sentirse más cómodos y tranquilos. 

Síntomas de estrés en perros:

En seguida te dejo algunas formas de reconocer si tu perro presenta estrés:

Perro estresado encerrado

1. Cambios en su comportamiento:

  • Ladridos o aullidos excesivos: Ladridos constantes sin motivo aparente o aullidos cuando te vas.
  • Conductas destructivas: Mordisqueo de muebles, puertas o cualquier objeto inapropiado.
  • Lamerse o mordisquearse compulsivamente: Lamido excesivo de las patas o mordisquear la cola.

2. Cambios físicos:

  • Jadeo excesivo: Jadeo intenso y sin razón.
  • Temblores o escalofríos: Especialmente en situaciones que asustan al perro, como tormentas.
  • Pérdida de apetito: Negarse a comer o mostrar menos interés en su comida.

3. Cambios en la eliminación de heces u orina:

  • Micción o defecación inapropiada: Orinar o defecar en lugares donde normalmente no lo hace, incluso si está entrenado.
  • Diarrea o estreñimiento: Cambios repentinos en el patrón de evacuación, puede ser un síntoma peligroso para perros estresados.

4. Cambios en la interacción social:

  • Comportamiento evasivo: Esconderse, evitar contacto visual o alejarse de la gente y otros animales.
  • Agresividad repentina: Gruñidos, ladridos y mordiscos inesperados.

5. Lenguaje Corporal:

  • Orejas hacia atrás: Orejas pegadas a la cabeza o caídas hacia atrás.
  • Cola baja o entre las piernas: Señal de miedo o incomodidad.
  • Bostezos o lamido de labios: Bostezar excesivamente o lamerse los labios en ausencia de comida.

6. Otros Síntomas:

  • Hipersensibilidad a ruidos: Saltar o asustarse fácilmente con ruidos.
  • Hiperactividad o inquietud: Moverse constantemente sin poder quedarse quieto.

Estos son algunos de los síntomas más comunes para identificar si nuestro perro presenta estrés. Recuerda que detectar el estrés a tiempo permite tomar medidas para mejorar la calidad de vida de nuestro querido amigo y ayudarlo a sentirse más seguro.

Causas de estrés en perros

Existen diferentes causas en la que los perros presentan estrés en su vida cotidiana. En seguida te muestro las causas más comunes:

ladrido de caninos
  1. Cambios en el entorno: Mudanzas, nuevas personas o animales en el hogar, y cambios en la rutina diaria.
  2. Ruido excesivo: Truenos, fuegos artificiales, o sonidos inesperados.
  3. Separación: Ansiedad por separación cuando el dueño se ausenta.
  4. Falta de socialización: Interacción insuficiente con otros perros o personas.
  5. Problemas médicos: Dolor crónico o condiciones médicas no tratadas.
  6. Viajes en transportes: Viajes largos en carro, tren, avión, etc. También, se presenta este estrés en perros que no están acostumbrados a los transportes.
  7. Falta de ejercicio: Falta de una rutina física diaria.

¿Qué puedo hacer si mi perro está estresado?

Es fundamental mantener la calma al observar que tu perro está estresado. Te recomiendo consultarlo con tu médico veterinario si tu perro presenta síntomas muy graves.

  • Identificar la causa: Observa el entorno y situaciones para identificar factores desencadenantes.
  • Mantener la calma: Tu perro puede detectar tu estado emocional, así que trata de mantener la calma.
  • Consultar a un especialista: Si los síntomas son persistentes o graves, busca el consejo de un veterinario o un especialista en comportamiento canino.

Tips para solucionar el estrés en perros:

Algunas actividades pueden ayudar a reducir el estrés en perros, practica algunas de estas actividades con tu querido amigo y veras los resultados en su 

Perro realizando actividades físicas contra el estrés

Ejercicio:

  • Pasear por el parque ayuda a que tu perro haga ejercicio y estimula su mente, reduciendo la probabilidad de estrés.
  • Jugar al aire libre como: correr, saltar, juegos con pelotas o frisbee.
  • Nadar es ideal para los perros que disfruten del agua, es un excelente ejercicio.

Juegos mentales:

  • Juegos interactivos como darle golosinas al resolver algún ejercicio.
  • Usar su olfato al esconder golosinas y buscarlas por su cuenta.

Socializar:

  • Organizar citas de juegos con perros amigables para socializar.
  • Visitar parques caninos para que, además de socializar con otros perros, lo haga con otras personas.

Entrenamiento:

  • Enseñarle nuevos trucos de forma positiva para mantenerlo mentalmente activo.
  • Practicar obediencia simple como “sentado”, “acostado» o “quieto”.

Rutina consistente:

  • Mantener horarios para paseos, juegos, alimentación, etc.
  • Rituales calmantes antes de dormir, puede reducir la ansiedad.

Masajes:

  • Masaje suavemente en el cuerpo de tu perro para liberar tensión muscular.
  • Acaricia para calmar, esto ayuda a reducir el ritmo cardíaco.

Feromonas relajante:

  • Usa difusores de feromonas para calmar su ansiedad.
  • Puedes usar aceites esenciales de lavanda con un difusor, te recomiendo consultarlo con tu veterinario.

Tiempo de calidad con el dueño: 

  • Dedica tiempo a jugar con tu querido amigo, esto fortalecerá su vínculo.
  • Salir a dar paseos ayuda a controlar su estrés.

Si tu perro sigue mostrando síntomas de estrés, es importante consultarlo con un médico profesional para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Conclusión:

Es fundamental detectar esta función de estrés en nuestro perro y ofrecer una rutina saludable con actividades estimulantes para mejorar su bienestar, calidad de vida y, sobre todo, reducir el estrés que presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *